Monasterio de Santa María de Toloño

Viajar a Rioja es penetrar en un amplio valle que, de este a oeste, va estrechándose hasta el angosto paso que forma el río Ebro en las Conchas de Haro. Muy próximo a este punto, en Labastida (Rioja Alavesa), se encuentra el monte Toloño (1277 m.), el gran dominador del occidente de la Sierra de Cantabria que, con sus 1271 metros de altitud, es -además- uno de los mejores miradores de los viñedos de Rioja junto con el Balcón de La Rioja de Samaniego.

En este punto, desconocido para muchos, se encuentran las ruinas del antiguo monasterio de Santa María de Toloño (siglo IX), visita obligada para todo aquel turista que quiera disfrutar de una de las vistas más peculiares de los viñedos de la zona más occidental de Rioja.

Aquí, sobre la llanura que domina -desde lo alto- la cima del monte Toloño, se puede contemplar cómo el paisaje del vino de Rioja Alta y Alavesa, se extiende desde las faldas de la Sierra de Cantabria hasta perderse en el horizonte, camino del monte San Lorenzo y de la Sierra de la Demanda.

Fundación e historia del monasterio de Santa María de Toloño

El monasterio de Santa María de Toloño -actualmente en ruinas– se trata de una antigua construcción erigida en el siglo IX por la Orden de San Jerónimo. En un inicio, Santa María de Toloño (conocida, también, como Nuestra Señora de los Ángeles) era una pequeña ermita en lo alto del monte, próxima al castillo de Toloño, en la residía un pequeño grupo de ermitaños dedicados a la oración.

Por orden de Juan Ramírez de Guzmán, obispo de la Diócesis de Calahorra (1394-1403), pasó a ser controlada por el monasterio de San Miguel del Monte (actualmente en ruinas, en la carretera entre Miranda de Ebro y Cellorigo) para terminar dependiendo, finalmente, del monasterio de Aritzeta (1410), actualmente conocido como Santuario de Santa María de la Estrella de San Asensio (Rioja Alta).

Abandono del Monasterio de Santa María de Toloño

La compleja ubicación de Santa María de Toloño hizo muy complicada la vida en el monasterio hasta tal punto que, en 1417, la congregación de monjes que moraban en él solicitaron abandonar el lugar. Cinco años más tarde, con los frailes de Santa María de Toloño repartidos por otras congregaciones, la orden de San Jerónimo renunció (1422) a todos los bienes que poseían en Toloño, cediéndolos -junto con ‘una granja que llamaban Erremelluri’, actual Herramélluri- al obispado de Calahorra.

En 1436, las villas de Peñacerrada, Labastida, Salinillas de Buradón, Ocio, Berganzo y el condado de Treviño, formaron la Hermandad de la Divisa, con el objetivo de hacerse cargo del gobierno y administración del monasterio y de los bienes que Santa María de Toloño albergaba en la cumbre.

Santa María de Toloño bajo la Hermandad de la Divisa

Bajo el mandato de la Hermandad de la Divisa, los concejos (ayuntamientos) realizaron numerosas obras de ampliación y mantenimiento en el monasterio de Toloño e, incluso, se reunían en junta -presidida por un caballero de Labastida- para dar cuenta del gobierno comunal del santuario.

¿Cómo era el monasterio de Santa María de Toloño?

 

La casa era bastante suntuosa, con iglesia, camarín y sacristía de buena arquitectura, su retablo mayor, los dos colaterales y otro del camarín eran de piedra blanca y de muy buena calidad. La hospedería contenía 22 aposentos, 5 cocinas, habitaciones separadas para un capellán, dos ermitaños y un criado, además de una sala bastante capaz para las juntas de la Divisa.

 

Real Academia de la Historia, 1802, p. 377

Incendio del Monasterio de Santa María de Toloño

El monasterio se mantuvo en pie, bajo el gobierno de la Divisa, siendo referencia espiritual para varias localidades de la zona, además de las que integraban la hermandad. Por ejemplo, desde Haro se pagaban tributos al mayordomo y se invitaba a los jarreros a realizar procesiones hasta el monasterio, situado a unos 10 kilómetros de la localidad.

En 1835, durante la primera Guerra Carlista (1833-1840) el monasterio fue incendiado y destruido por la tropas liberales (favorables a la sucesión del trono de España en favor de Isabel II, hija de Fernando VII) no siendo reconstruido por los concejos de la hermandad.

Monasterio de Santa María de Toloño

Ruinas del monasterio de Santa María de Toloño | Labastida, Rioja Alavesa

De entre las llamas que redujeron a ruinas el monasterio, los habitantes de Labastida pudieron rescatar la imagen de nuestra de Nuestra Señora de los Ángeles de Toloño, que actualmente preside el primer cuerpo del retablo mayor de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Labastida. Esta talla, de estilo barroco, sustituyó a una imagen anterior de la virgen de Toloño (Santa María la Antigua) del siglo XIII.

Castillo de Toloño

Al igual que en lo alto del monte Toloño se encontraba una pequeña ermita, muy cerca de ella, una guarnición navarra custodiaba el castillo de Toloño, un baluarte defensivo del reino de Navarra que, como otras fortalezas de Rioja Alavesa y la Sonsierra riojana, servían de defensa frente al reino de Castilla. Se ubicaba junto a la espectacular mole de piedra -que, a día de hoy, se conoce como Peña del Castillo (1262 m.)- y fue construido por orden los primeros reyes navarros, a finales del siglo VIII.

El castillo fue controlado por la corona navarra hasta mediados del siglo XV, cuando el amplio dominio castellano sobre el valle del Ebro hizo que la fortaleza bailara entre las manos de Castilla y Navarra hasta que, en 1461, ya bajo el control castellano, el castillo de Toloño fue integrado en las hermandades alavesas.

Monasterio de Santa María de Toloño

Peña del Castillo desde el Monasterio de Santa María de Toloño | Labastida, Rioja Alavesa

Su paulatina pérdida de importancia, derivada de la ausencia de conflictos militares en la zona (con la Reconquista finalizada y con Navarra y Castilla bajo la misma corona) propiciaron su pérdida. Hoy en día sólo se encuentran restos en un perímetro de 80×30 metros, dimensiones aproximadas del pequeño castillo. Se cree que las piedras del castillo de Toloño fueron empleadas en las obras del monasterio de Santa María de Toloño, lo que ha borrado gran parte de los restos arqueológicos.

Turismo del vino en Labastida

La ascensión al monte Toloño puede ser una excursión diferente para el visitante que llega a Rioja Alta o Rioja Alavesa con ganas de disfrutar del turismo del vino. El paseo dura aproximadamente una hora y puede hacerse desde, a pie, el paraje de San Ginés (Labastida), donde puede aparcarse el coche sin ningún problema. A partir de ahí, una senda bien acondicionada y la permanente referencia del monte Toloño al frente facilitarán el camino del viajero que espere poder contemplar otra perspectiva del paisaje del vino y el viñedo.

Monasterio de Santa María de Toloño

El monte San Lorenzo y el valle del Ebro desde el Monasterio de Santa María de Toloño | Labastida, Rioja Alavesa

Durante la ascensión, la ermita del Humilladero del monte Toloño, supone una parada obligatoria en el camino. En este punto se une la otra ruta que, desde Rivas de Tereso, permiten llegar hasta las ruinas del monasterio de Toloño.

Labastida cuenta con una amplia oferta de hoteles y casas rurales, así como lugares donde comer y disfrutar de la gastronomía riojana. Además, su proximidad a Haro, facilita tanto las comunicaciones (por carretera, autopista, tren y autobús) como las opciones de hoteles, restaurantes y bodegas para visitar.

Reloj carrillón de Laguardia (Rioja Alavesa) | Enoturismo, vino y bodegas en Rioja Alavesa

¿Por qué es tan especial el reloj carrillón de Laguardia?

Laguardia es uno de los enclaves más bellos de Rioja y el más importante de Rioja Alavesa. Ubicado sobre un montículo, a medio camino entre Haro y Logroño y a muy pocos kilómetros de Elciego, Laguardia esconde tras sus murallas un curioso reloj en las angostas paredes de su plaza Mayor: el Carrillón de Laguardia.

Inaugurado el 31 de diciembre de 1998, este reloj carillón destaca por la presencia de tres autómatas que representan el inicio de las fiestas más importantes de Laguardia, las de de San Juan. Se encuentra situado en uno de los extremos de la alargada plaza Mayor, sobre la fachada del ayuntamiento nuevo (del siglo XIX). En la misma plaza se ubica -también- la antigua casa consistorial de la villa (del siglo XVI) presidida por el escudo del rey Carlos I de España.

¿En qué horario bailan las figuras del reloj de Laguardia?

No obstante, pese a que el reloj suena en todas y cada una de las horas en punto, los autómatas sólo hacen aparición en cuatro horarios a lo largo del día: al mediodía (12:00); y tres veces por la tarde 14:00, 17:00 y 20:00 horas. Estos autómatas representan las figuras del Cachimorro y dos danzarines ataviados con el traje y vestido típicos de Laguardia.

La dinámica de funcionamiento es la siguiente: a la hora de la función una música típica de la villa -el pasacalles de San Juan– comienza a sonar en la plaza Mayor; a continuación, tras las puertas del carrillón, aparecen dos bailarines (un hombre y una mujer) que, situados a ambos lados del reloj, esperan la aparición del Cachimorro, el auténtico protragonista de la escena.

Juntos, con el Cachimorro en el centro ocupando la posición principal, comienzan el baile en el que se rinde honor a los bailarines del grupo de dantzaris de Laguardia.

Los autómatas del reloj de Laguardia, un baile real el 23 de junio

Los autómatas del carillón de Laguardia ejemplifican el baile típico con el que dan comienzo las fiestas patronales de San Juan el 23 de junio (víspera del santo). Al son de los gaiteros y dulzaineros de Laguardia, que interpretan el Pasacalles de San Juan, los dantzaris recorren las angostas calles medievales de la capital de Rioja Alavesa.

Una curiosa experiencia es realizar turismo en Laguardia coincidiendo con las fiestas de San Juan. El propio 23 de junio los visitantes de la villa pueden presenciar el baile real -ejecutado por personas por la calles de Laguardia- al tiempo que, también, pueden disfrutar de los autómatas en los horarios indicados: 12:00; 14:00, 17:00 y 20:00.

Turismo en Laguardia

Laguardia es uno de los pueblos de Rioja Alavesa con más encanto y uno de los más bonitos de España. Su rica historia, su nacimiento como bastión defensivo del Reino de Navarra, la figura de Félix María Samaniego… así como sus famosas bodegas de Rioja, hacen de Laguardia un destino sin parangón a la hora de vivir una experiencia de enoturismo en Rioja Alavesa.

Cuenta, además, con una amplia oferta de hoteles en Laguardia (entre ellos, destacan la Hospedería de los Parajes; el hotel Villa de Laguardia, el hotel Marixa, la Posada Mayor de Migueloa o el hotel El Collado) y restaurantes donde comer en Laguardia y en los que disfrutar de la gastronomía riojana.

Villabuena de Álava

Villabuena de Álava (Eskuernaga, en euskera) es un pequeño pueblo de Rioja Alavesa, muy próximo a la muga entre el territorio histórico de Álava y la Sonsierra riojana. Enclavado en el estrecho valle del arroyo Herrera, el centro histórico del municipio se localiza en la parte baja de la villa,  dónde la iglesia de San Andrés y el ayuntamiento se encuentran jalonados por un gran número de casas señoriales que salpican la margen este del río.

Qué ver y cómo llegar a Villabuena de Álava

Villabuena de Álava se encuentra en el extremo occidental de Rioja Alavesa, al abrigo de la sierra de Cantabria, y es accesible a través de la carretera A-3214, que le conecta con los municipios alaveses de Samaniego, Elciego y Baños de Ebro.

Se trata de un pueblo tradicional basado, casi en exclusiva, en el cultivo de la vid y a la elaboración de vinos de Rioja a través de las más de cuarenta bodegas familiares que conforman el núcleo de las bodegas de la villa.

Entre ellas, destacan algunas importantes marca vinícolas como Viña Ozadi, Arabarte, Bodegas Luis Cañas o Viñedos y Bodegas de la Marquesa que -junto con la el hotel Viura- conforman el grueso del patrimonio enoturístico de la localidad.

Veintidós kilómetros separan Villabuena de Álava de Logroño (N-232a); 40 de Vitoria-Gasteiz; 100 de Bilbao (AP-68) y 150 de Donostia / San Sebastián. Igualmente, se encuentra muy cerca de otras localidades vinculadas con el vino de Rioja como Haro (a 20 kilómetros por la N-232a) y Laguardia, a 10 kilómetros de distancia.

A nivel arquitectónico, el casco histórico de Villabuena de Álava se concentra en torno a la plaza del árbol de Guernica, donde se ubican el ayuntamiento, la iglesia de San Andrés (de estilo gótico y barroco) y el propio hotel Viura, en la zona más baja del pueblo.

Las casas señoriales de son otro de los atractivos para el turista del vino que llega a al extremo de Rioja Alavesa; entre ellas destacan la casa del Indiano y la del Marqués de Solana.

Iglesia de San Andrés de Villabuena de Álava (Rioja Alavesa)

Iglesia de San Andrés de Villabuena de Álava

La iglesia de San Andrés es el templo más importante de Villabuena de Álava. Situado en la plaza del árbol de Gernika, la iglesia fue edificada entre los siglos XVI y XVIII (1539-1728) lo que propicia que el grueso de la construcción evolucione desde gótico hasta alcanzar el barroco.

Se trata de una iglesia de planta rectangular con tres tramos y cabecera en forma de medio hexágono en la que destaca la torre-campanario de dos cuerpos y planta cuadrada que fue terminada en 1690.

Al contrario de lo que ocurre en otros templos de la subzona de Rioja Alavesa, la iglesia de San Andrés de Villabuena de Álava cuenta con dos portadas: la principal y la puerta de San Miguel. La primera, que hace las veces de entrada, se encuentra en la fachada occidental del templo y coronada con la imagen de San Andrés; la de San Miguel, pertenece a la primera etapa de construcción del templo, y destaca -además de por encontrarse tapiada- por el relieve de San Miguel labrado bajo el frontón triangular.

Iglesia de San Andrés de Villabuena de Álava (Rioja Alavesa)

Iglesia de San Andrés de Villabuena de Álava (Rioja Alavesa)

Ermitas de San Torcuato y Santa María de Villabuena de Álava

Las ermitas de San Torcuato y Santa María sirven de bienvenida al turista que lleva a Villabuena de Álava buscando reencontrarse con la tradición del mundo del vino.

La ermita de San Torcuato, situada junto a la Despensa de Arabarte (al norte de la localidad), es la primera que recibe al visitante que llega desde la Sonsierra riojana y Samaniego. Se trata de un edificio rectangular de muros de mampostería (del la que conoce su existencia desde 1554) coronado por una esbelta espadaña esbelta, tres florones y una cruz.

Por su parte, la ermita de Santa María de Villabuena de Álava es una pequeña edificación gótica (aunque de origen románico) ubicada a pocos metros de la de San Torcuato.

Destaca por su ventanal medieval, el canecillo que se colocó sosteniendo la pila del agua bendita, un friso de piedra bajo el pedestal de la Virgen y su imagen, así como la puerta de acceso, de arco apuntado.

En su interior existe una ‘Andra Mari’ del siglo XIV: Santa María de Villabuena.

Ermita de Santa María de Villabuena de Álava (Rioja Alavesa)

Ermita de Santa María de Villabuena de Álava (Rioja Alavesa)

Bodegas de Rioja en Villabuena de Álava

Hotel Viura de Villabuena de Álava (Rioja Alavesa)

Hotel Viura en Villabuena de Álava: restaurante y vinoteca

El hotel Viura es la joya del enoturismo en Villabuena de Álava. Concebido como un modernista edificio en pleno centro de la villa el hotel Viura permite disfrutar de una experiencia única y una propuesta de lujo en un entorno inmejorable. Este hotel de diseño dispone de WiFi gratuito, aparcamiento público gratuito y terraza en la azotea con vistas a la sierra de Cantabria, siendo una de las mejores opciones para dormir y descansar en Rioja Alavesa. Se organizan sesiones regulares de cata de vinos, así como visitas a las bodegas cercanas.

Las habitaciones del hotel Viura tienen minibar con agua mineral con y sin gas gratuita, calefacción y aire acondicionado. También incluyen televisión de pantalla plana, reproductor de DVD con selección de DVD y baño privado con bañera o ducha, secador de pelo y artículos de aseo gratuitos.

El restaurante a la carta del Hotel Viura sirve platos de cocina regional riojana y dispone de una gran bodega en la que disfrutar de los vinos de Rioja. También ofrece parking, sala de fitness (gimnasio) y préstamo de bicicletas. El hotel Viura disfruta de una ubicación idónea para recorrer La Rioja, a 20 minutos de Logroño y Haro.

El establecimiento organiza excursiones a las cercanas bodegas alavesas de Ysios, en Laguardia, y Marqués de Riscal, en Elciego. En verano, los huéspedes del Hotel Viura podrán acceder gratis a una piscina situada junto al hotel. También se ofrecen distintos tratamientos de masaje.

Hotel Viura de Villabuena de Álava (Rioja Alavesa)

Hotel Viura de Villabuena de Álava (Rioja Alavesa)

Además del hotel Viura, en Villabuena de Álava existen con otras opciones para dormir como la casa rural Baigorrietxea es una casa del siglo XVIII restaurada y totalmente equipada en pleno corazón de la comarca de Rioja Alavesa. Cuenta con alojamiento para hasta ocho personas.

Está distribuida en hall de entrada, comedor-estar, cocina, salón- biblioteca con música y juegos, bodeguita de piedra (se puede degustar vinos s/inventario), tres dormitorios dobles, un sofá cama doble, tres baños, terraza con vistas al pueblo y la sierra, patio anexo con garaje para varios coches y asador al aire libre.

Igualmente, Villabuena de Álava se encuentra lo suficientemente cerca de otras ciudades y localidades importantes de Rioja Alta y Alavesa (como Haro, Laguardia, Elciego o Logroño) que cuentan con una amplia oferta para comer y dormir mientras se disfruta del enoturismo en Rioja.

Otra opción es alojarse en pueblos cercanos como Samaniego (Rioja Alavesa) que cuenta con dos casas ruralesLa Casona de Alútiz y Casa Rural La Molinera Etxea; o Ábalos, el Hotel Villa de Ábalos (a 10km, en La Rioja).

Lugares de interés y alrededores cerca de Villabuena de Álava

Haro

Laguardia

Elciego

Enoturismo en los pueblos de Rioja Alavesa

Los pueblos de Rioja Alavesa son uno de los mejores lugares en los que disfrutar del vino, las bodegas y la cultura de Rioja.

Bodegas Valdemar

Monasterio de Santa María de Toloño

Bodegas Olmaza

¿Qué son los chozos o guardaviñas?

Viñedos y Bodegas Sierra Cantabria

Briones

bodegas_ostatu-samaniego

Bodegas Ostatu

Bodegas Ostatu se trata de una de las grandes bodegas familiares de Rioja Alavesa. Ubicada a la entrada del barrio de Matarredo de Samaniego, lugar donde se ubican las cuevas y bodegas con calados tradicionales excavados en piedra, Bodegas Ostatu representa el amor por el vino de la familia Sáenz de Samaniego, un linaje vinculado con la viticultura desde el siglo XVI.

Ostatu cuenta con una amplia gama de vinos que comienzan a cuidarse desde que las uvas surgen en los viñedos. La constancia y la tradición permiten que Bodegas Ostatu presente vinos jóvenes, envejecidos y singulares, que hacen de Ostatu una de las firmas de Rioja más versátiles en cuanto a la comercialización de vinos de Rioja a nivel nacional e internacional.

Microclima y viticultura sostenible en Rioja Alavesa

Pese a las reducidas dimensiones de Rioja, la denominación cuenta con una clara diferenciación de suelos en función de la altitud y de la orientación respecto al discurrir del río Ebro.

En Rioja Alavesa, los suelos arcilloso-calcáreos y la orientación de los viñedos hacia el sur (en favor a la pendiente que discurre desde la Sierra de Cantabria hacia el valle del Ebro), determina el carácter de los vinos, que en el caso de Ostatu, son suaves al paladar y de aroma delicado.

Asimismo, Bodegas Ostatu se distingue por llevar a cabo una viticultura sostenible, respetuosa con la naturaleza, en las 34 hectáreas de viñedo que llevan su sello.

Horario de visitas

A la hora de realizar enoturismo en Rioja Alavesa, Bodegas Ostatu ofrece un amplio catálogo de actividades que incluyen desde la cata de sus vinos en el Wine Bar hasta la visita a los viñedos y a las dependencias de la propia bodega.

  • Visita Ostatu: 1h. (13€)
    • Disponible de lunes a sábado.
    • Domingos y festivos: mínimo de 6 personas.
  • Visita bodega y viñedo: 2h (16,5€)
    • Disponible de martes a sábado (grupos de más de 4 personas).
    • Incluye la visita a la bodega y a un viñedo cercano. Además de la cata de tres vinos y aperitivo.
  • Wine Bar
    • Lunes a Viernes: de 9:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:00..
    • Sábados: de 10:00 a 18:00.
    • Domingos y festivos: de 10:30 a 13:30.
  • Catas Flight
    • Flight Tasting (10€): cata de 4 vinos seleccionados por la bodega.
    • Flight Singulares (14€): cata de nuestros 4 vinos singulares con aperitivo.

Visitar Bodegas Ostatu

Samaniego, Álava | Rioja Alavesa 
Teléfono: 945 60 91 33
Web: www.ostatu.com
Dirección: Carretera de Vitoria-Logroño, 1, (01307) Samaniego, Álava.

Bodegas de Rioja en Samaniego

Localice las principales bodegas de Rioja de Samaniego, Álava.

Enoturismo en los pueblos de Rioja Alavesa

Los pueblos de Rioja Alavesa son uno de los mejores lugares en los que disfrutar del vino, las bodegas y la cultura de Rioja.

Samaniego

Oyón

Elciego

Laguardia

Labastida

bodegas_baigorri-samaniego

Bodegas Baigorri

Bodegas Baigorri es una de las bodegas más impresionantes de Rioja Alavesa. En la muga entre Rioja Alavesa y la Sonsierra riojana en Samaniego se alza un cubo de cristal, perfectamente integrado entre un mar de viñedos, que hace las veces de mirador.

En Baigorri la gravedad juega un papel clave en la elaboración de sus preciados y singulares vinos. Bajo la caja de cristal que acoge a los visitantes se esconden siete plantas subterráneas que permiten que la uva llegue entera a la fermentación gracias a un proceso de elaboración vertical en el que la gravedad es la única fuerza encargada de trasladar los racimos.

Viñedos de cultivo sostenible

El cuidado del viñedo es un una obligación de cara a elaborar vinos singulares y de carácter. Bodegas Baigorri cultiva sus viñedos en armonía con la naturaleza, propiciando el desarrollo sostenible de la vid y la recolección manual de la uva, uno de los rasgos distintivos de los vinos de Rioja Alavesa.

Restaurante y enoturismo en Bodegas Baigorri

Bodegas Baigorri ofrece unos excelentes paquetes de enoturismo y maridaje con los que se puede disfrutar de la cultura del vino y gastronomía de Rioja Alavesa desde su restaurante.

Menú degustación Bodegas Baigorri

ENTRANTES

  • Salmón crujiente con caviar de trucha, aceite de eneldo y ali-oli suave
  • Hojaldre templado relleno de setas sobre confitura casera de manzana
  • Mini talo riojano con crema de Idiazábal.

PRIMERO Y SEGUNDO

  • Pochas a la riojana con su guindillita.
  • Carrillera de ibérico al Baigorri maceración carbónica con su guarnición.

POSTRE

  • Bizcochito de leche condensada con galleta y helado.

MARIDAJE DE VINOS

  • Baigorri rosado.
  • Baigorri blanco fermentado en barrica.
  • Baigorri Crianza.
  • Baigorri Reserva.

Horario de visitas

De martes a sábado: 11:00 h. y 13:00 h.

  • Visitas guiadas con cata de 2 vinos y 2 pinchos elaborados.
  • Visitas guiadas con menú maridaje Clásico o Premium.

Lunes, domingos y festivos: consultar disponibilidad.
Idiomas: castellano, inglés, francés y alemán.

Visitar Bodegas Baigorri

Samaniego, Álava | Rioja Alavesa 
Teléfono: 945 60 94 20
Web: www.bodegasbaigorri.com
Dirección: Carretera de Vitoria-Logroño, (N232a – km 53), (01307) Samaniego, Álava.

Bodegas de Rioja en Samaniego

Localice las principales bodegas de Rioja de Samaniego, Álava.

Enoturismo en los pueblos de Rioja Alavesa

Los pueblos de Rioja Alavesa son uno de los mejores lugares en los que disfrutar del vino, las bodegas y la cultura de Rioja.

Labastida

Samaniego

Oyón

Laguardia

Elciego