Aldeanueva de Ebro | Enoturismo, vino y bodegas en Rioja Baja | vinosybodegasderioja.com

Aldeanueva de Ebro

Aldeanueva de Ebro
5 (100%) 7 votos

Aldeanueva de Ebro es el centro neurálgico del vino de Rioja en la subzona de Rioja Baja. Ubicada a medio camino entre las ciudades de Calahorra y Alfaro, Aldeanueva de Ebro  presenta una economía profundamente ligada al mundo del vino y al enoturismo, fruto de ello es el amplio número de bodegas de Rioja establecidas en su término municipal.

¿Cómo llegar a Aldeanueva de Ebro?

Como la mayoría de los municipios de La Rioja, Aldeanueva de Ebro es fácilmente accesible por carretera a través de la N-232 y de la autopista AP-68 (salida 15 – Calahorra) que da servicio, también, a la vecina localidad de Rincón de Soto. De igual forma, y por transporte público, se puede llegar hasta Aldeanueva de Ebro en autobús (tiene conexiones diarias con Logroño, Calahorra y Alfaro) y a través del tren desde la estación de ferrocarril de Rincón de Soto (a 3,5 kilómetros de distancia) donde efectúa parada el tren entre Zaragoza y Logroño.

¿Qué ver en Aldeanueva de Ebro?

Al igual que ocurre con Santillana del Mar (Cantabria) que no es santa, ni llana, ni tiene mar; Aldeanueva de Ebro es conocido como el pueblo de las tres mentiras, pues: ni se trata de una aldea, ni es nueva, ni tampoco pasa el río Ebro por el territorio, sino el canal de Lodosa. La historia de Aldeanueva de Ebro discurre de la mano del reino de Navarra y de la conquista de éste del valle del Ebro durante la Alta Edad Media. Y es que, fue en el siglo XI cuando, tras la reconquista del la ribera por parte del rey García Sánchez III de Nájera (1045), un grupo de pastores de Calahorra y de la sierra de Cameros fueron estableciéndose en lo que hoy se conoce como término municipal de Aldeanueva de Ebro, aunque -en un inicio- su poblamiento no fue nada más que la construcción de diferentes casas de campo.
Con el tiempo, ‘la aldea nueva’ o ‘la aldea de la fuente’ fue creciendo y creando los primeros edificio civiles y religiosos de la villa. En 1663 la aldea fue transformada en señorío por Juan Manuel Iñiguez de Arnedo y renombrada como Arnedo de Ebro. No obstante, un año más tarde -en 1664– los vecinos consiguieron comprar la villa gracias a la admisión del derecho de tanteo por el rey Felipe IV, transformándola en una villa independiente de Calahorra, de cuya jurisdicción habían dependido desde el establecimiento de sus primeros pobladores. Durante este periodo (siglos XVI-XVII) se produce la expansión de Aldeanueva de Ebro y la construcción de los edificios más notables, como la iglesia de San Bartolomé (siglo XVI) y las ermitas del Portal (siglo XVI) y de los Remedios (siglo XVIII), ambas con una clara influencia de la arquitectura navarro-aragonesa.

Iglesia de San Bartolomé

La iglesia de San Bartolomé es el principal edificio de la localidad. Su torre, que recuerda a la de la catedral del Salvador (la SEO) de Zaragoza dibuja el skyline de Aldeanueva de Ebro en un perfil perfectamente delimitado por los viñedos de Rioja Baja. Edificada en el siglo XVI (1573) y de corte renacentista, la iglesia de San Bartolomé destaca por sus imponentes retablos mayor y laterales y por sus dos puertas de entrada: una lateral (junto a la plaza de España) en ladrillo y, el gran pórtico abovedado en piedra que da acceso a la calle Cortijo.
Aunque en la actualidad el templo cuenta con una única torre, el plano original proyectó la construcción de dos torres similares, tal y como ocurre en la colegiata de San Miguel de Alfaro. Sin embargo, problemas en la cimentación del edificio impidieron la construcción de la segunda torre.

Ermita del Portal – Museo del Vino de La Rioja Baja de Aldeanueva de Ebro

La ermita del Nuestra Señora del Portal es una construcción -en ladrillo- del siglo XVI (año 1536) que, durante más de tres siglos, fue empleada exclusivamente para el culto religioso.

Destaca por el arco que da acceso al interior de la localidad y por la espadaña que guarda el campanario de la ermita original. En la actualidad, este edificio renacentista -que pasó por hospital-enfermería durante las Guerras Carlistas, oficina de ranchos, herrería del pueblo y teatro en el siglo XIX y como almacén durante la segunda parte del XX- es la sede del Museo del Vino de La Rioja Baja, un organismo que busca conservar el patrimonio histórico artístico de Aldeanueva de Ebro así como como promocionar el enoturismo, las bodegas y los vinos de esta localidad de Rioja Baja.

El Museo del Vino de Aldeanueva de Ebro permite disfrutar de una experiencia completa al visitante que acude buscando la esencia del vino de Rioja Baja. En su interior cuenta con paneles didácticos que explican cómo son las tierras del curso medio del Ebro, las variedades de vid cultivadas en la subzona de Rioja Baja, los útiles y aperos de labranza tradicionales así como los tipos de vendimia, elaboración, vinificación y crianza de los vinos de las bodegas de Aldeanueva de Ebro.

Ermita de Nuestra Señora de Los Remedios

La ermita de Nuestra Señora de Los Remedios es, junto con la iglesia de San Bartolomé, uno de los principales edificios de Aldeanueva de Ebro. De corte barroco y construida en ladrillo, destaca por su fachada y retablo mayor, ambos del siglo XVIII.

En el centro de su fachada -que corona una espadaña con una campana- luce una imagen coloreada de la virgen de Los Remedios, patrona de la localidad. Se ubica junto a la carretera LR-115 (fuera del casco antiguo de la villa) que une Aldeanueva de Ebro con Rincón de Soto y Autol.

Aldeanueva ‘Entreviñas’

Cada año, Aldeanueva de Ebro acoge la feria Entreviñas, una excepcional oportunidad para conocer los vinos y las bodegas de la localidad en un evento que mezcla la cata de grandes vinos y la visita a las bodegas de Aldeanueva de Ebro con música y deporte. Además, Entreviñas permite -también- realizar paseos en tren entre las hectáreas de viñedo que configuran el el mar de viñas de Aldeanueva.

Bodegas de Rioja en Aldeanueva de Ebro

Hoteles en Aldeanueva de Ebro

Aldeanueva de Ebro tiene un excepcional catálogo de alojamientos en los que disfrutar del enoturismo y de los tesoros de la villa. Cuenta con el hostal La Cepa, un formidable establecimiento donde dormir en un perfecto ambiente rural; y los apartamentos Turísticos Casa Paco, para quienes prefieran alquilar un espacio que sea como su propia casa. Además, la existencia de ciudades cercanas facilita el reservar hoteles en Calahorra o Alfaro, a 12 y 14 kilómetros de Aldeanueva de Ebro.

Restaurantes en Aldeanueva de Ebro

En Aldeanueva de Ebro se pueden reservar varios establecimientos donde comer y disfrutar de la gastronomía riojabajeña en un idílico entorno rodeado de viñedos. Además, su cercanía a otras localidades de Rioja Baja, permite desplazarse hasta restaurantes en Calahorra y Alfaro, muy cercanos al casco histórico de Aldeanueva.

Lugares de interés y alrededores cerca de Aldeanueva de Ebro

Calahorra

Logroño

Alfaro

Enoturismo en los pueblos de Rioja Baja

Los pueblos de Rioja Baja son uno de los mejores lugares en los que disfrutar del vino, las bodegas y la cultura de Rioja.

Alfaro

Calahorra

Comments are closed.